Educación continua

El concepto de la educación continua, ha sido sustentado en la Conferencia Mundial de Educación Superior convocada en 1998 por la UNESCO, la cual plantea que la educación a lo largo de la vida debe ser como un eje fundamental del sistema educativo y debe atender las necesidades que se presentan en el marco de las sociedades del conocimiento del nuevo siglo.

Por otro lado, la Secretaría de Educación Pública en su División de Ciencias de la Salud, a través de sus programa educativos, utiliza la actividad de educación continua como un instrumento estratégico para el desarrollo de los profesionales del área y las colectividades que los representan. Así mismo lo hace la Secretaría de Salud (SSA), al establecer a través de la Norma Oficial Mexicana respectiva (NOM), las definiciones correspondientes a la certificación de la educación médica continua.

De tal forma que las actividades de educación continua, ya sean mediante cursos, diplomados, congresos, conferencias y/o pláticas impartidas por instituciones, colegios y sociedades de profesionales de la salud, se suelen expresar en varios modelos de recertificación, que permiten al profesional de la salud demostrar que se mantiene actualizado dentro de su área.

Es así que una de las características de la sociedad actual, es considerar que los conocimientos adquiridos en la etapa de formación inicial tienen una fecha de caducidad.  No se puede seguir esperando que la formación profesional inicial dote a las personas de un bagaje de conocimientos del que puedan disponer a lo largo de toda su vida.

Por el contrario, el imparable avance de los conocimientos, requiere de las personas, una actitud de permanente aprendizaje. De modo que la idea principal del aprendizaje a lo largo de toda la vida se ha convertido en una realidad en todos los socios de nuestro Colegio, quienes aspiran a obtener un índice de desarrollo social, humano y tecnológico de primera línea.

Una de las exigencias de la sociedad es que los profesionistas en el área de la salud,  tengan la capacidad de seguir aprendiendo e innovando. Y para ello la actitud es un elemento importante. Por ello todos nuestros ortodoncistas estan en la disposición de aprovechar y utilizar durante toda la vida, cada oportunidad que se presenta de actualizar, profundizar y enriquecer ese primer saber y de adaptarse a un mundo en permanente cambio. La necesidad de aprender a lo largo de la vida se ha convertido para nuestro gremio,  en un lema cotidiano. Se ha convertido en “una agradable experiencia de aprender algo nuevo cada día…”

Comentarios